Características físicas (clima, hidrografía, relieve, flora y fauna).

El clima es cálido y húmedo, lo que favorece el crecimiento de especies selváticas como el sombrerete, el ramón, el palo de agua, el platanillo, la caoba, con abundancia de enredaderas, bejucos y orquídeas y bosques de encinos en las partes más bajas. 


La fauna silvestre es sumamente variada y está conformada por numerosas aves que van desde el tucán y el colibrí hasta las grandes aves rapaces; mamíferos como jabalí, mono araña y mono aullador, venado de cola blanca, ocelote y tigrillo, y reptiles como tortugas, boas, víboras de cascabel, peligrosas nauyacas y lagartos que se deslizan sigilosamente por las innumerables lagunas y cursos de agua dulce.

Rumbo al sur, el paisaje se hace más y más plano pues a la planicie costera del Golfo se suma la del Istmo, típica llanura aluvial, de suelos negros y grises, producto de los desbordes y acarreos periódicos de grandes ríos como el Coatzacoalcos, el Cuichapa, el Uxpanapa o el Tonalá, al límite de Veracruz con Tabasco. Terrenos pantanosos, lagunas y pastizales llegan a transformarse en sabana, donde crecen árboles de nanche, jícaros, cacao, marañón, zapotes, guayas y en las regiones más bajas predominan los manglares.

El clima es cálido con abundantes lluvias, sobre todo en los alrededores del río Uxpanapa, donde la humedad reinante favorece de tal manera la proliferación de especies vegetales que la luz solar no penetra hasta el suelo. Hay especies altísimas y robustas entre las que destacan las ceibas, árboles sagrados de los mayas, son entrelazadas por lianas y bejucos de todo tipo, sirviendo de refugio a los animales ya mencionados, al tapir, a parvadas de guacamayas, toros, pericos, garzas, flamencos y muchas otras aves acuáticas, además de infinidad de insectos de distintas especies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada